El Tie Break en padel

tie break

Cuando jugamos un partido de padel y llegamos a un empate a seis juegos en alguno de los sets con la pareja oponente o contrincante , es entonces cuando siguiendo lo que marca el reglamento del torneo o campeonato en cuestión, se debe jugar lo que llamamos la muerte súbita o “tie break“.

Se trata de un sistema de puntuación a través del cual, las parejas contrincantes deberán disputar distintos puntos de una manera correlativa hasta llegar a los 7 puntos, siempre alcanzando una diferencia de 2 puntos o tantos. De esta manera si no se alcanza dicha diferencia al llegar al 7, es decir si se llega a un marcador de (6-6 o 7-6), el juego deberá prolongarse hasta que una de las parejas llegue a dicha diferencia y consecuentemente gane el set o partido. En el marcador final del encuentro siempre figurará el (7-6) acompañado  del número de puntos conseguidos por la pareja perdedora, siempre entre paréntesis.

Al jugador integrante de la pareja al que le toque servir el primer punto, lo hará siempre desde el lado derecho de la pista, a partir de aquí cada jugador servirá durante dos puntos empezando por el lado izquierdo en este caso de la pista, hasta que finalice el tie break y el set.

La pareja a la cual le tocó sacar o servir primero, será la que restará en el inicio del siguiente set.

Es importante destacar que cada seis puntos disputados a lo largo del tie break se debe cambiar de lado.

Como consejos que os damos para afrontar un “tie break”, es que debeis intentar jugarlo con tranquilidad y serenidad, manteniendo una buena concentración, sin dejar que se os apoderen los nervios. Teneis que jugarlo punto a punto, con la intensidad en cada uno de ellos como si fuera el último, dada la corta puntuación del tie break. Es importante también intentar hacer lo que se le llama un “mini break” cuanto antes, es decir ganar o romper el servicio de nuestros oponentes, para de esta manera lograr una ventaja en el marcador.